(Artículo) Cómo aprender significativamente en edad Minibasket

17.04.2017

Hace unas semanas, acudía a una charla sobre tendencias metodológicas y de juego en minibasket. En ésta, se ponían de manifiesto el baloncesto de cada uno de los invitados, entre los cuales me encontraba yo. Sinceramente, dudo que pudiese aportar algo dada la enorme calidad de los ponentes: seleccionadores andaluces y entrenadores de clubes referencia de Cádiz. Pero bueno, ahí estaba yo, tratando de mostrar cómo entiendo que se debe trabajar en minibasket.

Esta es la cuarta temporada que entreno en esta categoría. Decía Paco Redondo, entrenador asistente del Real Madrid, que él pasó cuatro años por cada categoría de formación porque es así como realmente puedes empezar a entenderla. Atendiendo a las sabias palabras de que cuanto más sabes, más sabes que no sabes empecé esta temporada, con tanta o más ilusión que las anteriores, pero sabedor de mis enormes limitaciones técnico-tácticas.

Es mi tercera temporada con el mismo grupo de jugadores, algo que dificulta que el mensaje cale de la misma forma y más cuando se pasa de un proceso ganador a un proceso que cosecha derrotas. Por ello, y por esa necesidad de intentar aportarles algo nuevo a estos peques, que se merecen TODO mi cariño y RESPETO, seguí buscando información, libros, vídeos, etc. Para tratar de que esta última temporada juntos fuese muy útil para ellos y les siguiese enganchando a este maravilloso deporte, como creo que también fueron las anteriores.

Para la charla, tuve que profundizar en mis sentimientos, en mi identidad como entrenador y mi filosofía para tratar de construir un cuerpo de la misma que me ayudase a intercambiar opiniones. Esta recopilación, me ha dado el empujón para tratar el tema de cómo se puede aprender significativamente en baloncesto a partir de la filosofía técnico-táctica del entrenador.

Creo que cuando todo entrenador empieza, debe preguntarse y responderse con sinceridad qué queremos y qué podemos transmitir y éstas preguntas responderla a diario antes de realizar cada entrenamiento. Como siempre repito, y hasta a veces me enorgullezco, yo fui un jugador fracasado, pero con un profundo amor hacia y por el baloncesto y eso me ha llevado a tomar caminos acertados o no para orientar mi vida.

Cuando por primera vez tuve que pensar las respuestas a esas preguntas, llegué a la conclusión que vertebraría en el futuro mi filosofía como entrenador: ENSEÑARLES A PENSAR debe ser mi objetivo como entrenador. El enseñarles a pensar, dotará al jugador de dos conceptos claves para el baloncesto: IMPREVISIBILIDAD y ESPONTANEIDAD.

El baloncesto es un juego de cooperación-oposición donde el componente decisional es casi tanto importante como la ejecución y tratamos de que diferentes personas (jugadores) miren y entiendan el baloncesto de la misma manera. Por tanto, trabajar el aspecto cognitivo en el aprendizaje es fundamental. Esto lleva consigo que ante la disposición de equipos menos talentosos, en el corto plazo no se obtengan victorias, pero que a la larga el jugador adquiera una enorme base para afianzar conocimientos futuros.

El baloncesto que practiquemos debe entender cuál es la realidad el niño, no sólo en el aspecto motriz sino físico y psíquico. Este entendimiento es clave para entender la importancia del aprendizaje significativo que se da en la categoría Minibasket.

Atendiendo a esa realidad propongo un juego no especulativo en ambos lados de la cancha, donde se aprovechen los espacios del campo. No especular con el balón, sino tratar de aprovechar las ventajas que se obtienen independientemente del momento de la posesión. El baloncesto es un juego de creación, ocupación y aprovechamiento de ventajas.

¿Qué trato de desarrollar ofensivamente con los jugadores?

Principios directivos de mi filosofía de ataque

  • Primera opción contraataque: defensa desorganizada, mayores espacios, juegos en ventaja.
  • Que todos tengan oportunidades de anotar: nuestra forma de jugar debe EDUCAR, REEDUCAR, FORMAR Y REFORMAR.
  • Distribución eficaz de los espacios: el baloncesto es creación, ocupación y aprovechamiento de espacios.
  • Adecuación a las capacidades individuales: en estas categorías no debemos valorar a la hora de establecer una forma de juego dónde están los jugadores, sino, dónde estarán.
  • Diversas posibilidades.
  • Buscar buenas opciones y aprovecharlas (independientemente del momento)

Conceptos claves

  • No botes inútiles, fomentar la verticalidad. Si se bota es para crear, no para dar ventaja a la defensa.
  • Dejar espacios.
  • Mirar siempre a nuestro defensor y su posible reacción.
  • Fundamentos técnicos y tácticos contextualizados en el propio entrenamiento.
  • Ocupar espacio dejado por el compañero: aquí incluyo la discriminación entre dos conceptos, estar y llegar. No es lo mismo estar en el sitio, que llegar al sitio. En el primero no hay movimiento (en algunas situaciones puede ser útil) y en el segundo sí, generándose, posiblemente, mayores ventajas que hay que aprovechar.
  • Mantener dos líneas de pase: los jugadores deberán disponerse en el espacio de manera que siempre ofrezcan dos líneas de pase a jugador con balón.
  • Normas del círculo: me muevo en el sentido del balón, aumentando los espacios y obligando a que la defensa DECIDA y DUDE.
  • ¿Pasar y alejarme o pasar y cortar?: muchos de los equipos minibasket, juegan constantemente un pasar y cortar que en muchas ocasiones no significa nada, sino que se hace de forma mecanizada obviando las ventajas que pueden generarse. Un concepto, que oí a Jota Cuspinera y que me gustó mucho es el de pasar y alejarte, de manera que tu defensor debe tomar una decisión y el hombre con balón también. Esta opción de pasar y alejarse quizá pueda respetar más la realidad del niño, pues puede ayudar a adquirir los recursos técnico-tácticos del 1c1 con mayor facilidad.

¿Qué trato de desarrollar defensivamente con los jugadores?

Muchas veces erróneamente, cuando hablamos de defensa siempre acuñamos términos del tipo: actitud, ganas, esfuerzo, etc. SON ASPECTOS INDISPENSABLES claro está, pero la defensa también requiere de aspectos técnico-tácticos que en muchas ocasiones se nos olvidan.

Aspectos claves a desarrollar

  • ACTIVIDAD E INTENSIDAD defensiva: no regalar metros, ni relajación al ataque. Hay que hacerles dudar con nuestra intensidad. Si el ataque duda, estamos agotando posesión.
  • Posición básica: USO DE PUNTERAS. Aspecto de técnica individual fundamental y que muchas veces se nos escapa.
  • ¿El desplazamiento LATERAL? Entrenadores como Sito Alonso no son defensores de la enseñanza del mismo como tal, al ser más lento que otro tipo de desplazamientos y al no darse en las acciones rápidas de juego.
  • 3 PRINCIPIOS (en ese orden): protejo aro, evito avance del balón y trato de recuperarlo
  • Defensa individual: del jugador con balón y sin balón. Del primero, siempre con la premisa de negar centro y la ACTIVIDAD DE MANO. Del jugador sin balón, estar en una posición que pueda ver a balón y a mi atacante y más cerca de aro que éste. El uso de fintas y recuperaciones en ambos casos para tratar de seguir creando DUDAS al ataque.
  • USO ADECUADO DE LAS MANOS: saber cómo utilizar las manos es fundamental. Para ello, hay que saber atacar el balón (en diagonal y de abajo a arriba) y recuperar para evitar ser sobrepasados.
  • NUNCA RELAJADOS independientemente de la posición del balón: me mueve en función de él y mi atacante
  • Rebote defensivo: Quizá es muy difícil en estas edades incorporar claramente el concepto de bloqueo del rebote, por ello, trato de sobre todo en lado de ayuda, hacer que se giren para ver dónde está su defendido y contactar
  • Ejercicios de defensa en todas las posibilidades: tras desmarques, en recuperación, desde parado, en medio campo, ¼, a todo campo...

Principios defensivos

  • Defensa individual BASE DE TODAS LAS DEFENSAS: "UNA BUENA DEFENSA INDIVIDUAL PARECE UNA DEFENSA EN ZONA Y UNA BUENA DEFENSA EN ZONA PARECE DEFENSA INDIVIDUAL"
  • Conceptos de responsabilidad individual para no bajar la guardia (Si basas tu defensa en las ayudas el jugador se relaja)
  • Ayudo a quien me ayude: iniciación rotaciones RESPONSABILIDAD SOBRE MI HOMBRE Y SOBRE LOS DEMÁS
  • Todas las defensas tienen como base agresividad individual
  • Independientemente de la defensa no conceder espacios: una defensa no concediendo espacios, obliga a que el niño tenga que sacrificarse. Si un niño no asume eso en categorías en estas edades, cuando debe llevar a cabo ese sacrificio en otras categorías le será inasumible. Este sacrificio será extrapolable en aspectos como los ESTUDIOS: el deporte ayuda a prepararnos para la vida.

Metodología de entrenamiento

Como entrenador siempre me propongo enseñar a utilizar de forma racional el repertorio técnico. La técnica sin táctica no sirve para nada (y viceversa). Autores de renombre (como David Cárdenas), defienden que el aprendizaje técnico siempre ha de estar contextualizado y siempre debe tener transferencia directa al juego, es por esto, que nosotros como entrenadores debemos ser capaces de ADAPTAR los EJERCICIOS a nuestros OBJETIVOS y CONTENIDOS.

Soy defensor de un aprendizaje cognitivo: ENSEÑAR A TOMAR DECISIONES. ¿Tengo espacio?, ¿cómo está colocado mi defensor?, empezar a moverse en función de lo que hace el defensor y balón, ¿dónde encuentro la ventaja?

Algunos ejemplos metodológicos, pueden ser los siguientes:

  • Lanzamiento en competición con y sin oposición: en el juego real rara vez se encontrarán los jugadores sin cierta presión o incertidumbre.
  • Pases dentro de ejercicios. Algo importante que vengo trabajando es el aprovechamiento del paso que hay que dar en el pase, ya que éste genera una ventaja que no solemos aprovechar. Hacer hincapié en este tipo de ejercicios, significa relacionar la técnica-táctica individual del jugador.
  • Dominio de balón: cuánto, cuándo y cómo botar. De poco sirve el dominio de diferentes cambios de mano, si éstos no están contextualizados con el juego: cuándo hacer determinados cambios de mano, en qué situación utilizar bote de velocidad o de progresión, etc. El bote no puede ser nuestro ÚNICO RECURSO, por lo tanto debemos enseñar al jugador de qué manera podemos sacar un máximo rendimiento de su correcta utilización.
  • DESMARQUES Y MOVIMIENTO SIN BALÓN: CREACIÓN, OCUPACIÓN Y APROVECHAMIENTO DE ESPACIOS
  • EJERCICIOS 1C1 CON REDUCCIÓN DE BOTES, ESPACIO y/o TIEMPO

Este camino es mucho más lento pero más significativo. Las tendencias del entrenamiento van encaminadas hacia la CONJUNCIÓN de tres vertientes: TÉCNICO-TÁCTICA, FÍSICA Y COGNITIVA que no son compartimentos ESTANCOS ni AISLADOS, sino que han de trabajarse y desarrollarse al unísono y con aplicabilidad al baloncesto.

Dentro del aspecto físico quisiera hacer una breve referencia como "INEFTO" que soy, a la importancia de dar al jugador un amplio bagaje motriz, que podrá ayudarnos en un futuro a la adquisición de nuevos patrones técnicos. Aspectos como el desarrollo de las habilidades motrices básicas o genéricas, así como del equilibrio, control corporal, coordinación, etc. Se antojan INDISPENSABLES para fomentar un DEPORTE SALUDABLE y con garantías de aprovechamiento futuro más allá del baloncesto.

Qué me gusta trabajar en los entrenamientos

Le dedico poco o nada al entrenamiento 5×5. Hay estudios en diferentes universidades, que se muestran contrarios a la utilización del modelo de 5c5 en categorías Minibasket no solo en entrenamientos sino en la competición, porque eso va en perjuicio del desarrollo integral y significativo del niño: menos participación, peor ocupación de espacios, menos movimientos sin balón, etc.

Por ello, soy firme defensor del trabajo a partir de situaciones reducidas en continuidad que sean segmentos del 5vs5, porque al fin y al cabo, hay que intentar competir en las condiciones que marca el reglamento.

Creo que hasta el 3×3, el niño puede desarrollar su conciencia táctica en baloncesto de manera muy significativa, porque ya se establecen relaciones de cooperación-oposición muy cercanas a las de la competición real (FIJACIÓN DEL IMPAR, CORTES CRUCES, MOVIMIENTOS SIN BALÓN Y EN DEFENSAS SERÍAN PRINCIPIOS APLICABLES a partir de una situación reducida de 3×3).

El trabajo de cortes, desmarques, movimiento sin balón, toma de decisiones, defensa individual y de ayudas se puede analizar por parte del entrenador con mayor facilidad a partir de segmentos reducidos y para el jugador es más útil porque sus posibilidades de participación son mayores, y ésta participación es la que permite equivocarse JUGANDO y a partir de ahí PROGRESAR

Tampoco soy defensor del trabajo de técnica individual desde la descontextualización (aunque creo que es un trabajo necesario, según qué etapas de la formación del jugador y momento de la temporada). Obviamente, es fundamental una base técnica que permita posteriormente desarrollarse en el juego a partir de la conciencia táctica y la toma de decisiones, pero el baloncesto es un juego donde las relaciones de oposición son constantes y por tanto, EL REPERTORIO TÉCNICO ESTÁ SUPEDITADO A LA CONCIENCIA TÁCTICA Y A LOS DEFENSORES. EN BALONCESTO TODO OCURRE CON OPOSICIÓN Y COOPERACIÓN, es por esto que hay que adaptarse a esa realidad.

Por tanto, en estas categorías creo fundamental trabajar casi de manera constante el 1×1, con y sin balón. Pues el ataque y defensa de estas situaciones son la base del baloncesto y la que permitirá crecer a partir de ahí.

Es necesario analizar el baloncesto que se juega, qué acciones se suceden y en qué situaciones para CREAR ejercicios con transferencias y adaptándolos. Hay que aprovechar los ejercicios y sus variantes de manera que en función de los objetivos que se busquen, se realizará el ejercicio con mayor o menor ventaja para la defensa, con limitación o no de botes, desde una situación u otra, etc.

Por ello, y a modo de conclusión quisiera decir que no hay fórmulas mágicas a la hora de enseñar baloncesto. Simplemente, el entrenador debe ser consciente de qué quiere enseñar y sobre todo PENSAR, HABLAR, LEER Y VER BALONCESTO porque al fin y al cabo el baloncesto en todas sus categorías está en constante evolución. No nos dejemos tentar por los elogios, las cosas no están bien o mal por ganar o perder. A un entrenador de formación, y de cualquier categoría, no le deberíamos medir por sus logros en cuanto a resultados, sino por la hondura del proyecto y el sustento de su identidad y filosofía de juego y cómo los jugadores son capaces de interiorizarla y aplicarla.

Gabo Loaiza Pérez (@gaboloaizaperez)

Entrenador del C.B. San Fernando