(Artículo) Experiencia PreMini 2017

17.03.2017

EXPERIENCIA EN III FIESTA PREMINIBASKET EN BENAHAVIS

por Nacho García de Lomas

Hace unos días, me solicitaron desde el Área de Comunicación del CB San Fernando, que hiciera un pequeño comentario acerca de mi experiencia vivida en la III Fiesta de Andalucía, categoría Preminibasket, a la que asistí en calidad de entrenador formando parte del cuerpo técnico que representaba a nuestra provincia.

En primer lugar, me gustaría dejar claro que se trata de una FIESTA y NO de un Campeonato, algo en lo que se insistió mucho, antes y durante la celebración del mismo. Se trata de un evento en el que se sustituye la competitividad por lo LÚDICO, en el que ganar no es meter más puntos que tu rival, sino disfrutar al máximo de lo único que les une: BALONCESTO.

Precisamente, una de las reglas que se marca desde la Federación Andaluza, es que todos los jugadores de cada equipo deben jugar, al menos, dos periodos. Mínimo que viene a convertirse también en máximo al estar compuesta cada selección por quince jugadores y jugarse seis periodos. Aprovechando la anterior norma y siempre que se me permita, me gustaría reconocer el buen trabajo que se viene haciendo en el presente club en relación a la misma, ya que se prioriza el máximo número de minutos para el máximo número de jugadores y no la clasificación o el resultado.

"Nunca tenemos que olvidar que son NIÑOS y que en esta categoría, más que nunca, no se debe separar el binomio: diversión-baloncesto. ¿Y qué es la diversión para un niño? La respuesta será siempre JUGAR. E aquí la importancia de la regla anterior, al no deberse sacrificar minutos de niños por un resultado distinto. Y no digo esto por el bien de un club o de otro, sino por el bien de este deporte, BALONCESTO."

En segundo lugar, uno de los aspectos que más me llamó la atención fue la CONFRATERNIDAD vivida entre todos y cada uno de los jugadores de la selección de Cádiz. Recordemos que en esta categoría no se hace ninguna selección de jugadores por parte del cuerpo técnico, sino son los propios clubes de la provincia los que seleccionan, según sus propios criterios, a los jugadores que les van a representar (uno por club, en nuestro caso). Es más, solo se celebran tres entrenamientos previos al evento andaluz, por lo que es de admirar como los niños son capaces de afianzar sus lazos en tan poco tiempo. Como, pese a identificarse con el club al que pertenecen, son capaces de esconder ese afecto por otro mayor y común que les une, como es la provincia de Cádiz, un espacio donde la rivalidad entre los jugadores se sustituye por la fraternidad, pasando de ser rivales a ser verdaderos amigos que comen, duermen y se divierten JUNTOS.

En cuanto a mi experiencia personal durante la III Fiesta Preminibasket, tengo que reconocer que al ser jugadores de nueve años, la labor pasa a ser no tanto de entrenador de baloncesto como de monitor. Se convive con quince niños, las veinticuatro horas del día, que vienen a DISFRUTAR al máximo, con todo lo que ello conlleva (despertarles, controlar qué y cómo comen, revisar habitaciones, programar actividades de equipo, etc.). No obstante, he tenido la oportunidad de compartir el banquillo y aprender de no solo dos grandes entrenadores, sino también dos grandes personas, como son Pedro Martínez y Ángel Carmona.

Por último, me gustaría nombrar al jugador que ha militado en la Selección de Cádiz en representación de nuestro Club Baloncesto SAN FERNANDO, que no es otro que Óscar Muñoz Tejera. Jugador de talento con mucha proyección que no ha defraudado a nadie en cada uno de los partidos disputados, y no digo esto por la mayor o menor anotación en partidos, sino por el esfuerzo, la intensidad y el compañerismo que se vivía cuando Óscar estaba en pista.

No puedo terminar sin antes agradecer a la Federación Gaditana de Baloncesto el haberme dado esta oportunidad, que sin lugar a dudas, es 100 % recomendable. Además de al presente Club Baloncesto San Fernando, club en el que he crecido como jugador y en el que ejerzo como entrenador por primera vez, así como al club amigo SD Candray en el que también tengo la oportunidad de ejercer como entrenador desde hace ya siete años.

Nacho García de Lomas De-Bernardi